A la Virgen del Rocío le gustan las sevillanas. Pero como tiene al niño no puede tocar las palmas. El niño que se dio cuenta, le ha dicho que lo soltara. Que él le cantaría un poquito, y ella tocaría las palmas. Es que a la Virgen del rocio le...

leer más