fbpx
Premios Goya 2021. El nuevo desafío en la Producción.

Desde que vi esta imagen en los Premios Goya 2021, me quedó dando vueltas en la cabeza escribir en mi humilde opinión lo que me impactó verla.

Un Antonio Banderas manteniendo una ecuanimidad impactante, propio de los momentos de tranquilidad, que justamente no lo son en los tiempos actuales. Unas palabras que llegaron al alma, dónde pareciera no faltó nada por decir.

No hay temor más grande para un artista, que un teatro vacío…

Y,  Sin embargo, me atrevo a decir que ha sido una de las galas más hermosas que he visto. No sé si por los tiempos que corren, no sé si al ver el “cambio” en vivo y directo, esta Gala pasará para la historia, como la vida de todos y cada uno de los habitantes del mundo, pasaremos a la historia. Así tocó.

Previamente a los Goya, una especie de presentación “hibrida” se produjo en los Golden Globe, gala criticada y con unos índices de Ratings bajísimos, que también harán historia y los premios Goya, van y funciona, siendo hasta más entretenida que cualquiera de las galas de los últimos diez años.

Lejos estoy de ser una crítica de cine, incluso me considero poco seguidora, pero en mi rol de artista, muchas veces me he topado cambiándome el vestido para bailar, por la chaqueta de producir.

Y lo que veo, es el reto más grande para técnicos, directores, sonidistas, y hasta equipo de protocolo.

Mucho me encantaría conocer las reuniones “back stage”, el tras cámara de toda esta mega producción porque el estrés y la presión de quienes están detrás en condiciones “normales” es el mismo, o mayor del que está en frente, (músico, artista, bailarín, moderador). Triplícalo en los momentos actuales. En ambas, recaen en sus hombros el éxito o fracaso del evento, espectáculo, obra, Gala.

Esta gala, estaba complicada, difícil.

Añadiéndole la locura de los telespectadores, y opinólogos de redes, que no escatimaron en sacar críticas, absurdas al gran de esfuerzo de muchos. Porque afirmo, estamos enloqueciendo.

El encierro, el miedo, la angustia de este año, ha logrado mermar en las más profundas y locas ideas del colectivo. Uno mismo, en la búsqueda de la sanidad mental, ha sentido que perder la razón, y lo que nos demanda es la pura emoción, hemos perdido el equilibrio.

Lograr sacar una Gala dentro de una crisis económica mundial, donde todos los sectores han sigo golpeados, la Industria del cine, no ha escapado de la realidad. Sin duda complicado llevarla a cabo con películas que poca gente ha visto. Cines cerrados, teatros cerrados, en fin, y sin embargo los artistas en cualquiera de sus manifestaciones, música, danza, actuación, pintura hemos buscado la manera de expresar nuestro arte, para tratar de mantener un poco la cordura que nos queda, y ayudar a otros a que tampoco la pierdan.

Y así fue como la enfermera Ana María Ruiz, responsable de entregar el premio a mejor película agradece y recuerda la invaluable tarea de los artistas, durante el año de la pandemia.

Sus palabras me recuerdan cuando al inicio de la pandemia, llegaban noticias de vecinos, golpeando, rompiendo vidrios de los carros de los sanitarios españoles, exigiéndole mudarse para evitar así ser contagiados por estos trabajadores de la salud que mientras curaban, iban descifrando lo que estaba sucediendo.

Dentro del discurso de Antonio Banderas, afirma con cierto toque de nostalgia, que “para vivir la vida hay que ver hacia adelante, pero para entenderla, hay que mirar atrás”. Por eso recuerdo esos tristes hechos.

Y sí, vale la pena siempre reflexionar sobre el mensaje que la vida, nos envió este año. Pero, Realmente, ¿hemos entendido el mensaje? ¿O todavía nos falta por entender?

Mientras los sanitarios se siguen jugando la vida en esta guerra invisible, los artistas, como en todos los sectores pasamos por la peor situación no sólo económica, de inspiración, de angustia, y de miedo, y aún así el músico sale a tocar y a entretener, la bailarina a enseñar por internet, el escritor a cambiar sus mensajes por unos de positivismo, y mensajes del universo, que ya hasta están fuertecitos, porque no podemos escapar de esta realidad, por más mensajitos de esperanza que haya. Vivimos tiempos difíciles, los más difíciles de la historia mundial contemporánea.

Y aún así, aprendimos en tiempo veloz, de sonido, de edición, a hablar frente a las cámaras, o los más exigentes, a prepararse para no decir tonterías, si no realidades y seguir con la misión de entretener, enseñar, con la absoluta responsabilidad y profesionalismo de siempre.

Banderas afirma “No creo que esta situación nos eleve a indispensables, pero sí necesarios” Y así comenzó lo que para mí será una Gala inolvidable que ha tenido la dosis justa de solemnidad, más en el rostro de Banderas que en la puesta en escena, conteniéndose para mostrarse siempre equilibrado y ecuánime. ¡Vaya reto!  Ha tenido el respeto que se merecen las víctimas de la pandemia, y le ha hecho justicia a una industria que como tantas ha sido empobrecida. Culminando con un mensaje de justo optimismo, que ha resumido Antonio Banderas en su despedida: «la llama de la recuperación».

Un espectáculo sobrio, pero que se realizó.  Y entre sabores amargos y dulces deja una profunda reflexión de la situación actual. Nos deja el aprendizaje, de que, a pesar de todo, siempre hay que salir adelante porque vendrán tiempos mejores. O al menos, eso esperamos.

Vivo en un país, donde nunca hemos tenido una producción así, es la realidad, y dónde hace mucho tiempo, mucho antes de la pandemia, dejamos de disfrutar de grandes Producciones y grandes talentos. Y sin embargo, existimos soñadores empedernidos, esperando nuestro momento para poder lograr eventos majestuosos, llenos de cultura, arte y conocimiento.

Una vez más que VIVAN LOS ARTISTAS, QUE VIVA LA PRODUCCIÓN, porque el talento seguirá siendo una condición humana, con o sin pantallas. ¡Chapeau! 

By Lela

Aquí el discurso INAUGURAL.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Publicaciones recientes

Bailar una «Pataita por Bulería» | El gran reto. By Lela.

Desde que comencé a internalizar los criterios flamencos para bailar de manera consciente, mucho antes de empezar a dar clases, me encontré con un gran reto, y un miedo inexplicable…Bailar una...

5 estilos de Baile que te harán sentir feliz | Un acto de alegría

Bailar es comunicar nuestras emociones por medio de la música y los movimientos, no necesita palabras. De hecho, se sabe, que desde que el mundo es mundo, la humanidad se ha comunicado a través del...

Aprendamos conceptos de danza | ¡Un paso a la vez!

La danza como técnica en cualquiera de sus manifestaciones maneja conceptos universales que hacen que el aprendizaje sea más sistemático y productivo, sin dejar de lado el poder de libertad que...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This