fbpx
No puedo bailar ¡Tengo dos pies izquierdos! ¿Mito o realidad?

Cuánto no hemos escuchado la frase “Yo no bailo porque tengo dos pies izquierdos”.

Cambia el chip.

Imagen de un chip

¿Por qué no decimos Yo Bailo porque tengo dos pies derechos? o con mis pies coordino y BAILO. Porque Nadie nace con dos pies izquierdos o derechos. De hecho, no solo no pudiéramos bailar, tampoco pudiéramos caminar.

¡Entendiendo nuestro cerebro!

Imagen de un cerebro

Si estudiamos un poco las funciones de los hemisferios cerebrales encontramos que el hemisferio izquierdo es el dominante, o al menos lo es en la mayoría de los individuos. Y ha sido el más estudiado por décadas ya que, se relaciona con el área verbal, también con la capacidad de análisis, de hacer razonamientos lógicos, abstracciones, resolver problemas numéricos, aprender información teórica, hacer deducciones, entre otros.

Cómo podemos ver, su función es vital para un buen desarrollo. Entonces, ¿por qué culpamos a nuestro lado izquierdo? A mi manera de ver lo necesitamos tanto, como el hemisferio derecho.

Dentro de lo infinitos beneficios de Bailar encontramos la coordinación, la lateralidad y la necesidad de trabajar ambos hemisferios; el paso que se hace hacia un lado debemos repetirlo hacia el otro. Es por eso que Bailar sin importar la edad es un excelente ejercicio para la actividad cerebral y motora, y muchos estudios así lo confirman.

Ahora bien, ¿sabemos de lateralidad? La lateralidad es la preferencia que muestran la mayoría de los seres humanos por un lado de su propio cuerpo, es decir, la tendencia humana a ser diestros o zurdos. Sin embargo, en el baile, equilibramos la coordinación, con la lateralidad. Interesante, ¿no?

El estudio llamado Einstein Aging, realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad Albert Einstein en Nueva York, encontró que bailar ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular, que es la siguiente forma más común de demencia después de la enfermedad de Alzheimer.

Para llegar a estas conclusiones lo que hicieron fue entre otras cosas lo que hicieron fue comparar el baile con otras actividades mentales como leer, resolver crucigramas y pasatiempos, etc. y con otras actividades físicas como practicar algún deporte, montar en bicicleta o caminar. De acuerdo con sus resultados, mientras que los crucigramas disminuyen en un 47% el riesgo de demencia, bailar frecuentemente lo reduce hasta en un 76%. Así que podemos concluir que bailar es uno de los mejores remedios contra el envejecimiento cerebral.

Joseph Verghese, el investigador principal del Estudio sobre el envejecimiento dijo: «La danza no es puramente física en muchos aspectos, también requiere mucho esfuerzo mental»

En 2009, el psicólogo  húngaro István Winkler,  Asesor Científico y Jefe del Departamento de Psicología General del Instituto de Psicología de la Academia de Ciencias de Hungría y Profesor del Instituto de Psicología de Szeged desde 2008  demostró que las personas nacemos con un sentido rítmico-musical, lo que hace que las ganas de moverse al ritmo de la música sea una capacidad innata de los seres humanos.

Bailar ayuda a la mente a desconectarse, induce la alegría y canaliza la adrenalina, aumentando la vitalidad, y la ilusión por la vida.

Una de las investigaciones más concluyentes es un estudio realizado en Corea el año 2005 y publicado en la revista International Journal of Neuroscience donde se comprobó que la terapia de movimientos de baile (DMT) en adolescentes con depresión leve, regulaba el estrés disminuyendo los niveles de dopamina y mejoraba el estado de ánimo aumentando los niveles de serotonina.

El psicólogo Peter Lovatt, ex–bailarín profesional, ha comprobado que bailar nos ayuda con la toma de decisiones. Sus estudios concluyen que la improvisación al bailar, nos ayuda a enfrentarnos mejor frente a problemas en los que hay múltiples soluciones distintas (pensamiento divergente), mientras que la danza muy estructurada es un tipo de baile que depende de movimientos muy precisos y sumamente estructurados hace que el pensamiento se ejercite en problemas en los que hemos de encontrar una única respuesta o solución (pensamiento convergente).

Otro de los estudios más relevantes que relacionan bailar con un aumento de la inteligencia, es el liderado por M. Joe Verghese (2003), quien atribuye este efecto del baile a que cuando aprendemos a bailar y vamos enlazando nuevos pasos, aumenta la sinapsis neuronal.

Siguiendo la línea de Joe Verghese, investigadores de la universidad canadiense McGill en 2005, estudiaron los efectos de bailar tango en personas con la enfermedad de Parkinson y concluyeron que danzar estimula el sistema nervioso central y la actividad cerebral mucho más que otras disciplinas deportivas, ya que el reporte emocional al tratarse de una actividad social es mucho mayor. Pero quizá sea más interesante lo que reportan los propios enfermos, algunos de ellos expresan que cuando suena la música el temblor de su cuerpo se desvanece para fluir con el propio tango y que además les ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio.

Después de todo… ¿Podrías seguir pensando que afirmar tener “dos pies izquierdos” es una limitante para Bailar?

¡Baila sin juicios!

Según la experiencia que me ha dado los más de 20 años dando clases de BAILE, debo decir que “Tener dos pies izquierdos” es una excusa, que nada tiene que ver con la realidad. Para empezar, el reto está en DECIR: Mis pies si van a responder al estímulo de la música, porque no son los pies, es mi voluntad, y mis ganas, es mi decisión, y mi compromiso conmigo. Es cambiar el concepto que tenemos de nuestras propias limitaciones, es decir SI PUEDO, ÁNTES QUE NO LO LOGRARÉ.

Es preguntarte: ¿Y qué pasa si comienzo a bailar? ¿Y si lo hago bien? ¿Y si lo disfruto? ¿Y si me cambia la vida? ¡Porque los sueños no tienen límite! El Bienestar propio, tampoco.

Bailarín y docente del baile de salón afirma “SI PUEDES CAMINAR, PUEDES BAILAR” Porque si analizamos bien, caminar, un acto propio de la humanidad, natural para la mayoría, es la alternabilidad de ambas piernas, y es que Bailar, es tan simple como eso.

Unos, lo harán mejor, otros tendrán mas oído rítmico, más compás, pero al final, Bailar es para ti, para nadie más, sólo tú puedes ser tu juez, nadie más.

Sí la música no tiene fronteras, ni barreras, sí es un lenguaje Universal, la danza no escapa de esta oferta de libertad. Son los juicios que dejamos que otros impongan sobre nosotros, lo que hemos escuchado de terceros y que repetimos hasta que nos lo creemos, pero no es la realidad.

Imagen de una frase

No digas «no puedo» ni en broma. Porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes. FACUNDO CABRAL

Siempre le digo a mis alumnas y alumnos que las excusas son auto impuestas, y el cerebro es muy obediente, si decimos No puedo, No podré.

Podemos cambiar siempre que lo decidamos Un no, por un SÍ y podremos constatar el cambio para nuestras vidas.

Podemos cambiar siempre que lo decidamos Un no, por un SÍ y podremos constatar el cambio para nuestras vidas.

By Lela – María Graciela González

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Publicaciones recientes

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas?

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas? Un tema álgido si, al menos para mi; quisiera dejar aquí mi opinión plasmada desde mi pensar y siempre respetando todos los géneros y tipos de...

Tips y sugerencias para escoger los zapatos adecuados para bailar tango

En el Tango es esencial tener unos zapatos adecuados para bailar. ¿Y por qué son tan importantes? ¡no solo es un complemento para tu vestimenta!Son fundamentales para aportarnos esa comodidad y...

De los miedos al aprender a bailar y algo mas – By Lela

¿Qué es Bailar? Según la RAE. Foto RAE. bailar es Ejecutar movimientos acompasados con el cuerpo, brazos y pies. Según Osho"Si las personas pudieran bailar un poco más, cantar un poco más,...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This