fbpx
Mi experiencia dando a conocer la danza | Rosa De Matos

Sin duda alguna, es abrir un gran regalo de mi vida, amo la danza ciegamente; me enamoré de sus virtudes y tropiezos. Lo que no imagine es que enseñar y dar a conocer mi gran amor y pasión sería para mi tan parecido a amar desmedidamente.

Llegué a Este Camino por casualidad, una propuesta que cambió a Rosa como ser humano, definitivamente. Al comienzo tuve un reencuentro con esa niña del pasado, ya que en su momento tomé como referencia y Camino a mis Grandes Mentoras, mis maestras de ballet clásico; fuertes, insensibles, sin titubeos, de camino recto. Lo que no sabía es que me iba a encontrar con una generación que contraataca todo lo que entienden puede ser perjudicial, con esto logré que niñas menores de 5 años aborrecieran el ballet; ¡un momento!, esta disciplina es así: fuerte y precisa.

Sin embargo, con el paso del tiempo fui entendiendo que el mundo había cambiado, por ende las generaciones de niños venían cargadas de otras visiones y, a su vez, nuevas sensibilidades, y así mismo fui adoptando una nueva postura, una profe que ama, que es dulce, que te escucha y que a la vez, muy coloquialmente, te «da un pellizquito»; llevo como camino la disciplina con cobertura dulce; así lo demandan los alumnos y, muy importante, sin caer en el » flojeo» de una educación más suave, porque es totalmente lo contrario, solo que sin ese extremo imperativo.

Dibujo silueta de una bailarina

Han sido años de aprendizaje, de nuevos conocimientos de las sociedades, de las personas y sus debilidades, de las personas y sus nuevas condiciones. Ser profesora de danza me ha permitido crear lazos con aquellos más vulnerables, esa es la suerte del arte.

Infinitamente, la danza es un movimiento altamente recomendado para personas con alguna condición psicológica y hasta motora, ya que muchos expertos utilizan este camino para corregir alguna capacidad o controlar y mejorar alguna condición, y he aquí mi verdadero sentido, este es mi enfoque; ya que a lo largo del tiempo he podido ver como la danza cambia, transforma y es permeable a estas situaciones, y a la vez me ha dado la gran satisfacción de ser instrumento, ya no de una actividad extra o cultural, sino un instrumento de cambio.

La enseñanza cambió mi rumbo.

Mi trabajo, aunque suene a cliché, no es trabajo es recompensa de enseñanza, Mientras yo enseño un «attitude» o que Camarón de la Isla fue el grande de los grandes, para mi ellas y ellos Han sido pequeños maestros de alegría, de esperanza; muchas veces Han cambiado mi día, mi pensar, mis ganas, y es por eso que siempre que empezamos un año académico nuevo y hay un alumno nuevo particular, lo agradezco infinito por dejar huella en mi vida.

Rosa De Matos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Publicaciones recientes

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas?

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas? Un tema álgido si, al menos para mi; quisiera dejar aquí mi opinión plasmada desde mi pensar y siempre respetando todos los géneros y tipos de...

Tips y sugerencias para escoger los zapatos adecuados para bailar tango

En el Tango es esencial tener unos zapatos adecuados para bailar. ¿Y por qué son tan importantes? ¡no solo es un complemento para tu vestimenta!Son fundamentales para aportarnos esa comodidad y...

De los miedos al aprender a bailar y algo mas – By Lela

¿Qué es Bailar? Según la RAE. Foto RAE. bailar es Ejecutar movimientos acompasados con el cuerpo, brazos y pies. Según Osho"Si las personas pudieran bailar un poco más, cantar un poco más,...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This