fbpx
Los ritmos latinos como terapia para el bienestar

Muchas veces hemos escuchado y leído sobre temas relacionados con dietas, ejercicios, acciones que debemos hacer para tener una vida saludable. ¿Pero cuántas veces nos hemos propuesto y lo hemos implementado?, ¿Cuántas veces hemos iniciado una actividad, pero por distintas razones, las dejamos a medio camino? Pues aquí te brindare una manera sencilla de conectarte con la salud y el bienestar físico y espiritual de una forma alegre, divertida y sin mayor esfuerzo.

Una pequeña aproximación

Imagen de dos personas bailando.

Tanto en internet, como en medios especializados, es mucha la literatura que existe sobre los beneficios del baile y los aportes que brindan a tu salud. Pero pasar de la idea a la acción es lo que usualmente nos cuesta hacer. Y justo eso es lo que podrás encontrar en este post: Cómo abordar e implementar una rutina saludable a través de los bailes latinos.

Pero sea como sea, lo más importante es que recuerdes que: Tu cuerpo es tu templo, y siempre debes hacerle honor cuidándolo.

Beneficios del Baile

Imagen de una mujer bailando mientras se doblándose hacia arriba.

Entre los beneficios tangibles para la salud que podemos encontrar al bailar, y sobre todo al bailar ritmos latinos tenemos:

  • Mejora de la memoria. Simplemente al realizar las distintas rutinas, secuencias y actividades dentro de una clase. Esto ayuda a evitar la senilidad.
  • Aumento de la capacidad pulmonar. Solo por respirar de manera distinta limpiamos alvéolos y bronquios, aumentando nuestra capacidad respiratoria de manera drástica.
  • Activación del sistema circulatorio. Pues al bailar distintos géneros y ritmos, con velocidades e intensidades distintas, movemos el cuerpo. Y automáticamente hacemos que la circulación sanguínea se active.
  • Disminución del colesterol. Como consecuencia directa de la mejora circulatoria. Haciendo que disminuyan los depósitos de colesterol en las arterias por el flujo sanguíneo.
  • Estimulación hormonal. Solo por hacer ejercicios las hormonas asociadas a la felicidad se activan: endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina. Haciendo un cambio drástico y beneficioso (físico y emocional) en pro de la salud.
  • Beneficio social. Algo que desestimamos, pero qué logramos al compartir y bailar con otras personas, es el beneficio psicológico de socializar. Es algo que los ritmos latinos tienen, y que luego de conectarte con ellos, no te podrás desligar.
  • Más euforia y actitud. Por la activación de escuchar y moverte al ritmo de la música latina. La vibración de la música mueve el cuerpo y cambia el estado de ánimo de manera automática. También evitamos caer en estados de depresión, y que usualmente desestimamos en nuestras vidas.
  • Llegada de la risa. Pues es simple, no hay manera de disfrutar bailando y estar triste. No es compatible y simplemente, no existe. Por ende, la disposición a la risa está en bandeja de plata.

Lo que nunca debes olvidar

Eliminar el paradigma de las calorías y el bajar peso para evitar la frustración. Pues cada cuerpo tiene su propia manera de quemar calorías y a través del baile, esto no ocurre de manera inmediata (en dos semanas o menos). No te preocupes y no esperes cambios inmediatos, si ese es tu factor a considerar.

Ser constantes en la acción cada día. La repetición y el hábito constante es lo que logrará los buenos resultados. Un ejemplo que te doy muy simple es cuando tienes un hijo o un familiar pequeño (entre 1 y 3 años). Si lo ves todos los días, no te das cuenta cuán rápido crecen, pero basta con no verlos por una semana o dos y veras un cambio asombroso. El niño no deja de crecer, de cambiar; y nosotros tampoco. La percepción del cambio es lo que debemos tener en cuenta. Hacer la evaluación o establecer esos puntos de control, de verificación de modificaciones, es lo que en un lapso de tiempo determinado podremos apreciar. Simple, haz una foto, todos los días y compáralas para ver tus avances. Así lograrás apreciar el cambio a través del tiempo.

Comprometerse en lo que decides hacer. Una falla o un error que cometemos en muchos aspectos de nuestra vida, es el no comprometernos con una decisión. Tenlo presente, anótalo, pon toda tu energía mental y hazlo, así sientas que no estas de ánimo. Veraz el resultado al terminar la sesión.

No limitarte en el horario para hacerlo. Usualmente es una excusa para no hacer las cosas, y sobre todo a la hora de bailar si lo tienes como terapia saludable. Un ejemplo simple, ¿cuantas veces no has bailado hasta la madrugada? No hay un horario sino simplemente, una disposición a hacerlo.

Hacer actividades de menos a más. Comienza a hacer y a bailar de menos a más, de menor a mayor grado de intensidad, y con aumento progresivo en el tiempo que le dedicas. No esperes comenzar bailando, por ejemplo, 3 horas seguidas y canciones con bit musical muy rápidas desde el inicio, pues es necesario la progresividad en tu cuerpo y tu mente. No puedes prender tu vehículo y llegar a 100 km/h inmediatamente.

Asociar la actividad física a un espacio de placer. Tener en mente que el bailar y hacer cualquier actividad que te propongas, es un regalo de placer tal como comer chocolate o ir al cine, te va a ayudar. El baile es felicidad, y si lo asocias de esta manera, tu deseo de búsqueda de placer a través del baile aumentará; y se convertirá en una búsqueda inevitable de bienestar.

Busca personas con tus mismos gustos e intereses musicales. El compartir y la asociación hará que siempre encuentres nuevos estímulos para seguir haciendo tus actividades. Puede ayudar a que te motiven cuando, simplemente tengas un bajón, y te ayudará a animarte cuando seas tú el que motivas a otra persona. Pruébalo y veras el valor que encuentras haciéndolo de esta manera.

Un camino bailable como terapia de bienestar

Imagen de 4 mujeres haciendo una coreografía.

Tomando en cuenta todos los puntos anteriores, pasamos a la acción. Entendiendo que hay infinidad de maneras para hacerlo, a continuación, te dejo unos simple pasos que podrás implementar para hacer tu propia terapia de baile.

  1. Hacerlo por dos meses. Como mínimo 8 semanas, para que logres adaptarlo y lograr un cambio efectivo de conducta de bienestar.
  2. Salir como mínimo dos veces al mes a bailar fuera de casa. A locales y a casas de amigos, tomando todas las medidas pertinentes para cada caso, para compartir con otras personas.
  3. Bailar como mínimo 2 veces a la semana. Al comenzar, y si lo deseas, ir aumentando la frecuencia, pero nunca sin disminuirla.
  4. Escucha música todos los días. Música latina, música variada y de distintos géneros, salsa, cha cha, merengue, son, bachata, samba, cumbia, tambores, etc. Al menos por 30 min mientras haces otra actividad como manejar o bañarte.
  5. Hidratarse tomando un mínimo de 2 litros de agua al día. Y sobre todo los días de baile, pues la pérdida por la sudoración será importante, y es necesario recuperar los niveles del cuerpo.
  6. Respirar 2 min diarios. Al despertarse o antes de dormir implementando una secuencia de respiración de 4×4 tiempos. Donde inhalas en 4 tiempos, mantienes por 4 tiempos, exhalas en 4 tiempos, lo mantienes sin aire por 4 más, y vuelves a repetir la secuencia. Hacerlo por 2 min te ayudará a regularizar tu respiración y a aumentar capacidad.
  7. Compartir tus avances con otras personas. Ya que puedes ver a través de otros ojos, tus propios avances. Te conectará con lo que haces y podrán apoyarse para estar siempre atentos con los logros que van obteniendo.

Dentro de tu terapia bailable, una de las cosas más importantes es la conexión de que debes hacer con la música que te gusta. Buscar, escuchar y bailar, es la mejor manera que tendrás para enriquecer tu proceso de bienestar.

Sigue estos simples pasos, se constante, crea tu propia rutina con los elementos que aquí te dejo, cámbiala y acomódala a tu gusto, y no dejes de bailar. Y al cabo de un tiempo veras los resultados.

Si lo deseas, puedes compartirme tus logros que, con gusto, te apoyaré a seguir bailando.

The End

Jesús Manrique «Jesuspachon»

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Publicaciones recientes

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas?

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas? Un tema álgido si, al menos para mi; quisiera dejar aquí mi opinión plasmada desde mi pensar y siempre respetando todos los géneros y tipos de...

Tips y sugerencias para escoger los zapatos adecuados para bailar tango

En el Tango es esencial tener unos zapatos adecuados para bailar. ¿Y por qué son tan importantes? ¡no solo es un complemento para tu vestimenta!Son fundamentales para aportarnos esa comodidad y...

De los miedos al aprender a bailar y algo mas – By Lela

¿Qué es Bailar? Según la RAE. Foto RAE. bailar es Ejecutar movimientos acompasados con el cuerpo, brazos y pies. Según Osho"Si las personas pudieran bailar un poco más, cantar un poco más,...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This