fbpx
El día después de mañana
Amaneció un día… Despertamos de una pesadilla compartida, de 40 días o más de no saber el rumbo de nada, de detenernos, de escuchar una y otra vez la palabra PANDEMIA, MUERTE, ENFERMEDAD.

Al despertar comenzamos (algunos) a reflexionar sobre qué somos, a dónde vamos? Qué queremos? Cuál es la prioridad?

En aquel “mal sueño”, también hubo momentos para la sonrisa ya que fue en él mismo, dónde sentimos respirar un aire más liviano, dónde animales corrían en playas desiertas, sin miedo. Las aguas contaminadas de ciudades turísticas se esclarecían, dónde le dimos un merecido respiro a la madre naturaleza.

Entónces aquella larga pesadilla ya no parecía tan cruel.

Los seres “pensantes” de este planeta o algunos, nos replanteamos el sentido de vivir, el sentido de respirar, el sentido de trabajar, el sentido del afecto, de la ayuda al otro.

La palabra EMPATÍA, tomó un protagonismo esencial, COEXISTENCIA, RESPETO, sus mayores colaboradores. Y así (por lo menos cuando yo desperté) comencé a hacerme grandes nuevos planteamientos…

Desde mi visión de artista, sensible ante realidades que otros prefieren no ver, me alegré al ver cómo aquellos seres que se sentían “superiores”, que se burlaban de aquellos que decidieron estudiar música en vez de Ingeniería, comenzaban a respetar y dignificar dicho rol. O hasta de mi propia crítica de haber hecho de mi vida, una rebeldía con causa, donde nada de lo común me gusta, dónde admiro a los verdaderos REVOLUCIONARIOS, Y dónde empatizo y respeto los roles de aquél que barre las calles, o el que te lleva la pizza a domicilio, del panadero que madruga, o del que decidió vivir en la calle, pero que cuida más a los animales, porque sabe que son más fieles que muchos de traje y corbata.

Comenzaron a surgir nombres; la DANZA que tanto le ha dado a mi vida, y que nunca me abandonado en pesadillas anteriores. (Porque vivir en Venezuela, desde hace 20 años , se volvió un sueño- pesadilla casi eterno).

Parir una pequeña en plena pesadilla país del 2017, siendo una “emprendedora cultural”, sin mayor título ni reconocimiento que tener la completa seguridad que es la cultura, en cualquiera de sus manifestaciones, la pasión por la docencia; y un profundo respeto hacia el trabajo, lo que define el título de ser, un humano, MUY HUMANO.

los artistas foto para el día después de mañana

Amaneció… El día después de mañana

Despertamos en un mundo diferente, y comenzaron a tener protagonismo las palabras HUMANIDAD, SOCIABILIDAD, ÉTICA, CONCIENCIA, RESPETO, CULTURA, MÚSICA, DANZA, DEPORTE, Incluso por encima de POLÍTICA, PROFESIÓN, DIPLOMADOS, CERTIFICACIONES, DINERO, DINERO, DINERO. Porque si algo aprendimos de esta “pesadilla compartida” es que el dinero no compra una buena salud, tampoco la de tus seres queridos, que en el nombre de él, el humano ha cometido las peores aberraciones, y que aún así no puede garantizarte vivir.

Le agradecimos al valiente enfermero, el médico tuvo que dejar de lado su ego, porque todo lo que había estudiado, ni conocido, le era útil ante esto tan nuevo.

Empezamos a apreciar al vecino músico que cada tarde nos deleitaba con su melodía, o a la amiga bailarina que nos puso a bailar, no para olvidar, sino para sonreír y sentirnos un poco más saludables. Empezamos a ver como un “super héroe” al motorizado que nos llevó el mercado, al que aún en estas circunstancias barría nuestra calle y recogía nuestra basura cada mañana, comenzamos a verlos como lo que son, HÉROES ANÓNIMOS SIN CAPAS.

Muchos comenzaron a plantearse… ¿ de qué sirve tanto dinero, si hemos explotado a mujeres de países pobres, a la madre naturaleza, si dejamos de ir a casa y disfrutar de los nuestros?

Y así EL DÍA DESPUÉS DE MAÑANA, luego de despertar de aquella larga y compartida pesadilla, comenzamos a escuchar más a grandes pensadores del siglo 21. En mi caso, a Pierre Dulaine quién afirma que “la danza une culturas” Y que “ el futuro pasa por bailar juntos y formar conexiones ahora, para no tener que reprocharse nada en el futuro”

Lela leyendo a Pierre Dulaine

Sir Ken Robinson

Escuchar a Sir Ken Robinson, educador, escritor y conferencista británico que afirma la equidad en la educación del niño en su totalidad y en la importancia de poner a la danza en el mismo nivel que otras artes, que el lenguaje, la ciencia y las humanidades en general.

Robinson define así a la danza:

“La danza es la expresión física a través del movimiento y el ritmo de las relaciones, los sentimientos y las ideas”
-Sir Ken Robinson

Nadie inventó la danza, dice el educador, quien explica que además, está en el corazón de todas las culturas y hace parte del pulso de la humanidad en múltiples géneros, estilos y tradiciones que van evolucionando en el tiempo.

También te puede interesar: El cuerpo como origen del universo | el origen de la danza

La danza cumple múltiples roles, desde lo recreacional, hasta lo sagrado y en ese sentido, cubre un amplio espectro desde un punto de vista social. Pero, si es tan importante, ¿por qué no se considera como prioridad en la educación? En la publicación Dance Education around the World: Perspectives on Dance, Young People and Change, los investigadores Charlotte Svendler Nielsen y Stephanie Burridge recogen diversos estudios que explican el valor que se le da a la danza en diferentes lugares del mundo y contextos. En general, los hallazgos en estas investigaciones indican que el bajo estatus de la danza se debe al alto estatus del trabajo académico convencional, el cual asocia la inteligencia con el razonamiento verbal y matemático, principalmente. ¿Se deberá replantear por completo la educación y su método tradicional, ahora que entendimos que todo estaba al revés?

Pero en los estudios recopilados se explora también cómo una comprensión más profunda de la danza desafía las concepciones estándar de la inteligencia y demuestra el poder transformador de ésta, en personas de todas las edades y procedencias.

“La danza es tan importante como la matemática”
-Sir Ken Robinson

Sir Ken Robinson

Joan Antoni Melé

Comenzamos a escuchar con mucha atención a Joan Antoni Melé y la importancia de la ética y la conciencia en relación al dinero y a los nuevos empresarios.

Según la RAE las pesadillas son: “ensueños angustiosos y tenazes” que mientras ocurren son muy reales y mientras transcurren pueden dejarnos sumamente angustiados, incluso hasta mucho tiempo después de despertar.

Asegura el neurofisiólogo responsable de la unidad del sueño de la Clínica IMQ virgen blanca , Rafael Tellez : “Uno de los motivos por los que tenemos pesadillas , es por las preocupaciones que tenemos” por nada dudo que tanto pensar en el mañana, en los objetivos no cumplidos, en los miedos de los NO logros económicos, el cuestionarme mi decisión de dedicarme al arte, la danza y la docencia, y culpar a esa decisión de no tener una casa propia, viajes varios en el año, el carro del año, seguros de vida y salud, fueron los que impulsaron esta terrible y larga pesadilla , pero cuando desperté , sudorosa y con lágrimas en los ojos, entendí, el mensaje perfectamente…

Dentro de una profunda autoevaluación decidí dedicarme aún más a las actividades con propósito y causa que a mi profunda autocritica por no tener los bienes materiales suficientes. Entendiendo que el dinero te ayuda, te facilita, pero no es la imagen completa en una foto llamada VIDA.

El día después de mañana, al despertar, afirme mi vocación, corrí, abrace a mi pequeña, le dí las gracias , besé a mis viejitos, me vestí con mi mejor ropa, y salí a bailarle a la vida, cuando desperté , entendí que los abrazos ya no peligraban, abracé y agradecí con respeto a mi equipo de trabajo, abrimos las puertas de par en par a todo aquel que quiera sentir el Bienestar en sus vidas, por medio de la música, la danza y las artes integradas, me permití celebrar que despertamos de aquella terrible pesadilla, que nos hicimos más sensibles a las causas justas. La humanidad salió a respirar aire puro, a caminar sin tapaboca y dio gracias por la naturaleza, contempló el azul del cielo y bailó al ritmo que quiso la mañana que apenas comenzaba… El día después de mañana.

Lela y Alessia foto de Oscar Vigoya

By Lela González

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Publicaciones recientes

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas?

¿La danza urbana vino a desplazar otras disciplinas? Un tema álgido si, al menos para mi; quisiera dejar aquí mi opinión plasmada desde mi pensar y siempre respetando todos los géneros y tipos de...

Tips y sugerencias para escoger los zapatos adecuados para bailar tango

En el Tango es esencial tener unos zapatos adecuados para bailar. ¿Y por qué son tan importantes? ¡no solo es un complemento para tu vestimenta!Son fundamentales para aportarnos esa comodidad y...

De los miedos al aprender a bailar y algo mas – By Lela

¿Qué es Bailar? Según la RAE. Foto RAE. bailar es Ejecutar movimientos acompasados con el cuerpo, brazos y pies. Según Osho"Si las personas pudieran bailar un poco más, cantar un poco más,...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This